Un poco de nuestra historia

baca-borja

Izquierda Democrática (ID) ha sido considerada frecuentemente como la agrupación partidista mejor organizada del sistema político ecuatoriano, en particular, si se la analiza desde la perspectiva de los partidos de masas. En diversos ámbitos se la ha identificado como un partido moderno, creado para cambiar la manera de hacer política en Ecuador, incorporando al mismo tiempo una concepción más ideológica de la acción política. Izquierda Democrática surgió para liquidar la corrupción, el populismo y el caudillismo, la explotación y la opresión fomentando la creación de un nuevo Estado, fundamentado en las decisiones y en la participación libre del pueblo ecuatoriano.

El ciclo vital de un partido político nunca es unidireccional y uniforme. Por el contrario, supone trajinar, avances, retrocesos y por supuesto etapas, por ello nuestra idea es presentarles la verdadera historia de cómo surgió la ID y como con el pasar de los años se fue modificando hasta la actualidad.

En 1968 el Dr. Rodrigo Borja Cevallos, sugiere por primera vez pensar en la formación de un nuevo partido político que por su estructura y ubicación ideológica debía llamarse “Izquierda Democrática”. Dos años más tarde esta idea comenzó a cristalizarse, es así que en Quito bajo la coordinación de Manuel Córdova una agrupación cogiendo la idea de Rodrigo Borja se denominó “Izquierda Democrática”. En efecto, así ocurrió, nuestra primera campaña en Pichincha, se la realizó en la Plaza San Francisco de Quito, el lugar estaba abarrotado por simpatizantes, este fue un respaldo multitudinario lo cual permitió ganar las elecciones, obteniendo el mayor número de votos para legisladores, Prefecto de Pichincha, Consejeros Municipales y Concejales Municipales, pero a pesar de estos resultados, no se logró ocupar la Alcaldía de Quito que era nuestro objetivo en ese entonces, en la que resultó ganador el candidato socialcristiano Sixto Duran Ballén.

Ante la multitudinaria concentración popular Rodrigo Borja en un emotivo discurso pidió que la gente no se dispersara, sino que se preparara para formar el gran partido de masas Izquierda Democrática, durante su intervención dijo que: “el partido debe expresar los anhelos y las aspiraciones de los trabajadores manuales e intelectuales de nuestro país”.

A pesar de la voluntad de sus líderes, el fracaso electoral en la alcaldía dificultaba la tarea. Muchos de los dirigentes estaban decaídos por no haber conseguido el objetivo, lo que dificultaba los intentos de tener una organización al interior del partido. Además, algunos de los miembros del partido fueron acosados y perseguidos por su oposición a la dictadura de Velasco Ibarra. Todo esto repercutió seriamente en los esfuerzos organizativos para transformar al partido en una estructura fuerte y estable del espectro político ecuatoriano.

Luego de la salida del gobierno de Velasco Ibarra en 1970 tras el golpe de Estado y la llegada al poder del General Rodríguez Lara, el partido continuó manifestándose en la oposición a pesar de que Rodríguez Lara invitó a miembros de la agrupación a ocupar cargos en ministerios.

Tuvieron que pasar seis años para que se realizara en Quito el primer encuentro de dirigentes de ID, en 1976, bajo el lema “Izquierda Democrática, Justicia social con libertad”, se llevo a cabo la Primera Convención Nacional donde se dio por constituido el partido, se aprobaron los principios ideológicos, los estatutos, se designó a Gonzalo Córdova Galarza como el primer director nacional y se eligió a Rodrigo Borja como candidato a Presidente de la República y a Raúl Baca Carbo como Vicepresidente para los comicios de 1978-1979.