Preguntas Frecuentes

¿Ustedes están con el Gobierno?

Pobre sería el trabajo de la ID, luego de este esfuerzo que estamos haciendo, si terminamos haciendo apoyo u oposición al Gobierno. Esta lucha va encaminada a ser la alternativa. Volvemos a levantar nuestros postulados, y los vamos a proclamar más vigentes que nunca: la justicia social con libertad.

En este momento nuestro objetivo principal es reinscribir el partido. No vamos a perder el tiempo. Aún no somos un partido político como para decidirlo ahora. Tomaremos las decisiones democráticamente, cuando el partido se inscriba.

¿Andrés Páez forma parte de esos exmilitantes que pueden volver?

Andrés Páez es asambleísta por el Movimiento Creo, quienes a su vez son la ultra derecha de nuestro país, la posición es clara él ya no pertenece a la ID.

¿Cuál es el fundamento ideológico de la ID?

Pensamos en la democracia bajo tres dimensiones: política, pues vemos la necesidad de que en el país haya una institucionalidad pública sólida, independencia de poderes y estabilidad jurídica; social, que reconoce al ser humano como el actor y hacedor de las soluciones de este país; la económica, pues el Estado debe controlar los sectores estratégicos, pero no creemos en un Estado obeso que sobredimensione su capacidad.

La ID fue el partido más grande y mejor estructurado del país. ¿Aprendieron de sus errores?

Quienes conformamos la ID estamos claros en eso. Hemos reconocido una falencia en los estatutos e incluimos un tribunal de disciplina y ética. Pero si bien creemos en la formación política e ideológica, también queremos que las personas actúen coherentes con su pensamiento. Las disputas internas siempre se dan en un partido. Lo que se requiere es que las actuaciones vayan ligadas a los principios y al ideario por el cual se afiliaron. Cuando hay un fundamento ideológico fuerte, los intereses personales debieran quedar de lado, pero eso implica también escuchar. El partido está más abierto y es más horizontal para que las decisiones se tomen en la base.

¿Qué piensan en la ID sobre el socialismo?

Pensamos en el socialismo pero con un fuerte contenido democrático, en el que se respete la libertad, que haya tolerancia y que el diálogo sea el fundamento para la unidad de los ecuatorianos.

¿Cómo se posiciona el socialismo democrático de la ID ante un gobierno que se define como del socialismo del siglo XXI?

Hay una diferencia sustancial que es no perder el compromiso con los sectores populares para que haya una visión de la base social. Esa es la diferencia con una organización desde el poder porque es ahí cuando se arma un partido que muchas veces se vuelve clientelar y que no responde realmente al interés de formar una organización en la que se reconozca las diferentes visiones que tiene el país y sus actores políticos.

¿A pesar que Rodrigo Borja se retiró activamente de la política cómo le convencieron para volviera a un evento político?

Cuando se inició este proceso un grupo de militantes lo visitamos en su hogar y le contábamos cómo nos estaba yendo en las provincias. La gran ilusión de la gente, la forma en la que nos recibían. Él siempre nos ha dicho que el tema es difícil. Luego lo invitamos a que acuda a la Asamblea de ID, primero se negó y ofreció más bien hacer un video. No quería venir. El día del evento no nos confirmó que venía, pero llegó cuando ya había empezado el evento. Fue una sorpresa inolvidable, el auditorio coreaba su nombre.

¿Por qué Rodrigo Borja sigue siendo la voz convocante para la ID?

Siempre lo hemos tenido como nuestro referente histórico porque representa el “deber ser” de un político. Encarna los valores que se requieren en el país: honestidad, capacidad, intelectualidad y de sensibilidad social. Su mensaje estará presente siempre.

¿La tarea de reorganizar el partido recae de los jóvenes?

Los jóvenes están permanentemente presentes en este proceso que ya lleva más de un año. Y ellos han refrescado el ideario que la ID tuvo inicialmente en los años 60 y 70, que generó Borja con un grupo inmenso de ecuatorianos. La ID tiene su recorrido, un legado histórico no solo en la Presidencia sino también en las alcaldías, prefecturas, Legislatura. Los de la ID siempre hicieron un papel solvente, decoroso, con compromiso social. Es interesante que los jóvenes sepan de la historia, del partido y del país porque de esa manera saben que hay formas de actuar que deben preservarse en la democracia.

¿Cómo surgió la iniciativa de revivir a la ID?

El proceso inició hace unos diez meses, cuando ex compañeros y simpatizantes de la ID plantearon a Andrés Vallejo la posibilidad de reestructurarse. Hubo delegaciones de 14 provincias, de Costa y Sierra, antiguos militantes y gente que ha permanecido fiel al partido, hijos de afiliados, que tienen el ADN de la ID, que junto con Vallejo empezaron un nuevo proceso de aglutinamiento. En julio del año pasado hubo una reunión y se nombró una representante nacional, que recayó sobre Wilma Andrade.

¿Qué es la Izquierda Democrática?

La ID es un partido democrático que expresa y promueve los anhelos, ideas y aspiraciones de los ecuatorianos, en correspondencia con los principios del socialismo democrático.

Persigue la constitución de un Estado que actúe como propiciador del desarrollo humano, económico y social del pueblo ecuatoriano, así como la distribución equitativa del ingreso y la propiedad, el aprovechamiento racional y pleno de los recursos nacionales y la ruptura de la dependencia externa.

¿Qué es la Democracia para la ID?

DEMOCRACIA es un sistema de organización social capaz de ofrecer al pueblo eficaces, concretas y justas posibilidades de participación en la toma de decisiones políticas dentro del Estado. Conseguir la meta de una democracia tridimensional: política, social y económica.

¿Es el ser humano importante para la ID?

El ser humano debe ser el centro y la razón de ser de las instituciones políticas; rechazando la civilización excluyente y las concepciones totalitarias.

¿Qué es el Socialismo Democrático?

El Socialismo Democrático supone la construcción de un nuevo Estado: incluyente, convocante, tolerante y absolutamente democrático, en el cual todos los ciudadanos sean protagonistas y gestores del futuro.

¿Qué opinan sobre la libertad del ser humano y la libertad para ejercer sus derechos?

No hay libertad sin derechos, sin justicia, ni seguridad.

La ID combate la injusticia social, el despotismo político, la dominación económica interna y externa, la marginación social, la discriminación por cualquier causa, la intolerancia religiosa, los privilegios y desigualdades, los ingresos económicos ilícitos, la corrupción en todas sus formas y, en general, toda manifestación anti democrática que menoscabe la liberad, la dignidad y la seguridad del hombre.

Los derechos civiles responden a la libertad y se resumen en la idea de la autonomía frente al Estado, como es el caso de la igualdad ante la ley, el derecho al espacio propio, el derecho a la inviolabilidad del domicilio, el derecho de libertad de conciencia, el derecho a la libertad de emitir opinión y de informar sin censura previa, el derecho a no ser privado arbitrariamente de la libertad.

¿Por qué deberíamos confiar en un partido político?

La presencia de los partidos políticos impedirá la formación de elitismos tecnocráticos o plutocráticos que buscan acaparar la toma de decisiones y niegan el sentido mismo de la democracia así como evitará la preeminencia del populismo fascista e irresponsable.

Creemos en la democratización de los partidos políticos, a pesar de que atraviesan severas crisis, su presencia es imprescindible para el desarrollo de la democracia.

Es necesario institucionalizar las elecciones primarias al interior de los partidos políticos para escoger sus dirigentes. De ese modo se evitará que ellos sean nominados por caudillos partidistas.